13/05/2017

Editando ficciones breves [Liana @ eictv]

Finca San Tranquilino, 12 de mayo, 2017.

Hoy acabó el taller de ficciones breves. Los 6 alumnos del Segundo Curso de Edición pasamos una semana editando un cortometraje argentino. Práctica previa a la Pre-tesis –el ejercicio de fin de curso. Fue una semana que no pude dedicarme al 100% al montaje como me hubiera gustado porque estuve con problemas en el estómago y tal, pero a fin de cuentas ha sido una semana muy provechosa. Contar con un material totalmente diferente, que hablaba desde la perspectiva de una adolescente en Argentina me ha hecho mirar e intentar sacar algo de ahí, metiéndome en ese mundo, que en un principio tan complicado-cursi-ajeno me parecía. ¡No juzgues a tus personajes! Métete en la historia, cuéntala con emociones, no con distancia. Aprovecha sus emociones. No eres el responsable de la historia que se cuenta.

Empecé la semana con la sorpresa de recibir una charla de mano de mi amigo Fabian Oliver, sonidista uruguayo que pasó de visita por la escuela, de forma fugaz. Yo había trabajado con él hace 3 años en la película brasileña Boi Neon. Escucharle fue tan inspirador. Emotivos recuerdos de aquel rodaje venían a mi mente con sus palabras. En fin, sólo para decir que la semana no pudo comenzar mejor.

Pasados los días, hoy, el cierre de taller ha sido especial. Primeramente, y como ya acostumbramos, hemos visto los cortes resultantes de la semana de trabajo de cada uno de los 6 alumnos. Pero lo especial ha sido que hoy hemos visto cada uno de los cortes sin decir cuál era de quién, teniéndolo nosotros que apuntar en una tarjeta, apostando de quién pudiera ser el corto que vimos primero, segundo, tercero, cuarto, quinto y sexto. El mío fue el primero, y qué diferentes los demás. Tenían el mismo material, claro. Solo me equivoqué al identificar las ediciones de 2 compañeros, confundiendo lo que me parecía el corte de uno por el corte del otro. Es decir, acerté 3. Muy curioso cuando acabamos de ver los 6 cortes y la profesora recogió las tarjetas con las “apuestas” y dice, "por amplia mayoría, el primer corte la gente cree que es de Pablo. ¿Por qué?" "Sí, está claro", decía Keily, Juliano y Elena. “Un corte severo”. Decían, él siempre va al grano y corta cosas superfluas. Edita escenas de diálogo en planos amplios, si puede en uno solo, lo hace. Tanto que acabaron criticándome que quitaba de más. Se repite esta crítica hacia mis cortes, muy de cabeza, sintetizando bien la información pero prescindiendo de emociones esenciales para la historia. Y yo no le doy más cabeza a esto, pero lo tengo en cuenta, me dejo llevar, ya que me lo han dicho repetidas veces en el último curso. Creo que me gusta el minimalismo, y punto. No a todo el mundo le pasa. A seguir aprendiendo, emocionando, abrazando la oscuridad.

No comments: