31/03/2014

Thelma Schoonmaker sobre The Wolf of Wall Street con Scorsese

Thelma Schoonmaker lo ha vuelto a hacer. Un montaje más junto al director Martin Scorsese. Esta última colaboración les vuelve a llevar a la creación de buen cine y a su correspondiente nominación a los Oscar. A continuación, traduzco una entrevista hecha por Jami Philbrick para Iamrouge el pasado 23 de marzo. Desde Editor Under Construction le envio mi agradecimiento al entrevistador a la vez que loo vehementemente el trabajo de la montadora. Espero que los hispanohablantes puedan disfrutar con la entrevista:

Su última película cuenta la verdadera historia del ascenso y caída del broker de Wall Street Jordan Belfort (Leonardo DiCaprio). Durante el final de los 80 y el principio de los 90, Belfort se dió a conocer vendiendo acciones muy baratas y creando la firma Stratton Oakmont con su asociado Donnie Azoff (Jonah Hill). Viviendo una dadivosa vida llena de fiestas, sexo y drogas, Belfort se convirtió adicto a la cocaína y a Quaaludes (metacualona) y acumuló ilegalmente una fortuna mientras era investigado por el FBI. The Wolf of Wall Street ganó cinco nominaciones a los Premios de la Academia, incluyendo Mejor Película, Mejor Director, Mejor Actor, Mejor Actor Secundario y Mejor guión adaptado.


IAR: Para empezar, ¿puedes hablar durante el proceso de montaje durante la producción? ¿Ves los brutos con el Sr. Scorsese y luego empiezas a hacer un primer corte mientras él aún está rodando?
Sí, vemos los brutos juntos siempre que podemos porque Marty está verdaderamente interesado en ello. Reacciona al material como lo harían los espectadores. Nunca ha olvidado eso y ello es muy importante para un cineasta. Luego me está comentando constantemente y yo le hablo de lo que estamos viendo, y cuál es su sensación. ¿Le gusta esa toma? ¿Por qué no le gusta esa toma y está moviendo al actor hacia cierta interpretación que no hemos conseguido antes? Él puede pensar que en la toma siete lo consiguió. O dirá "odio esa toma. No me la vuelvas a enseñar nunca". Así que él me da constantemente su reacción al material que rueda. Entonces empiezo a darle forma a la película a partir de sus sentimientos y de los míos, y cuando está rodando, vuelve y hacemos el segundo corte.

El Sr. Scorsese es famoso por rodar mucho material. Como has trabajado con él durante muchos años, ¿sabes lo que estás buscando cuando estás seleccionando entre todo lo que rueda? ¿Sabes lo que va a funcionar, lo que no y lo que le gustaría?
Depende del actor. Algunos actores  necesitan mucho material para desarrollar una escena. A Marty realmente le gusta trabajar de ese modo con De Niro y DiCaprio, por ejemplo. Juntos se mueven hacia algo y es fascinante ver eso. Está rodando mucho menos de lo que solía, por cierto. No sé exactamente por qué, pero es así. Pero luego hay algunos actores como Daniel Day-Lewis o Cate Blanchett que a veces te lo dan en la toma uno porque lo han estado pensando durante tanto tiempo y están tan metidos en el plan que te dejan atónito de un solo golpe a veces, a veces no. Creo que Marty realmente disfruta trabajando en dirección a una interpretación con un actor y lo mantiene muy en privado en el set. La gente no oye eso, salvo los actores. No oyen lo que dice porque él cree que lo que de veras necesita hacer por ellos es crear un ambiente cómodo en el que ellos se puedan sentir listos para experimentar. En otras palabras: saben que no les humillará porque interpretar es potencialmente muy humillante. Estás ahí, de algún modo al borde de una rama, así que les da una atmósfera adecuada en la que pueden recrearse. Eso es lo que pasa. Lo he visto así una y otra vez. La interpretación que consigue de alguna gente es bien diferente a lo que he visto que han hecho esos mismos actores con otros directores y en anteriores proyectos.



¿Puedes hablar de tu relación laboral con el Sr. Scorsese y si no necesitáis de las palabras para entenderos a este punto de vuestras carreras?
Sí, creo que lo dijiste muy bien. Es exactamente lo que pasa. Hemos trabajado juntos durante mucho tiempo y después de todo el me enseñó. Así que mi gusto es su gusto. En verdad somos casi como una mente. Lo primero que creo que sintió cuando me conoció por la primera vez fue que yo haría lo que estaba bien para su trabajo. No es cuestión de ego.

¿Cómo ha cambiado la tecnología el proceso de montaje a lo largo de los años? Imagino que cuando empezaste con tu carrera montabas la misma pelìcula sobre una Moviola, Steenbeck o KEM flatbed, y luego pasaste a usar ordenadores con Tecnología Avid. ¿Todavía editas con Avid o te has cambiado a Final Cut?
No, yo en realidad uso Lightworks, que es como Avid pero es un sistema inglés. Me entrenaron en ello al pricipio y me encanta, porque tiene un controlador igual que el de las flatbeds y a mi todavía me gusta eso más que teclear todo. Diría que eso es interesante cuando cambié al digital, lo que hicimos en Casino porque es el modo en el que se hacen las cosas hoy. Scorsese se perdió el hecho de que en la flat bed yo iría para alante o para atrás sobre el material buscando algo y él podría revisar en su mente y pensar en otras opiniones sobre las ediciones. Ahora en el timeline, simplemente salto y me coloco justo sobre la imagen que quiero ver y eso le molesta. Echa de menos el otro método. Yo creo que experimento mucho más ahora que estoy trabajando en digital porque puedo simplemente hacer una copia de la edicón en un segundo y luego presentarle a él tres o cuatro versiones de una escena cuando viene. Al contrario de los dias en los que trabajábamos con película en los que solía tener que apartar la edición, manteniéndola en el bin y recordando cómo la hice, hacer otra versión y si eso no funcionaba, volver a colocarla del mismo modo que estaba al principio. A Marty en realidad le gusta eso, porque pasea por la habitación pensando qué estamos haciendo mientras yo lo hago. Disfruta ese momento de reflexión en el que dado a que ahora todo es tan rápido, él lo habría perdido en cierta medida. Echa de menos la habilidad de ver de nuevo el material.



Cuando se estrenó la película originalmente, hubo muchas comparaciones entre The Wolf of Wall Street y Goodfeellas, pero yo en verdad pensé que El Lobo estaba más cerca de Casino o incluso  The Color of Money. ¿Hablasteis algo sobre las semejanzas entre los temas de estas películas y The Wolf of Wall Street mientras estabais haciendo la película?
Él odia repetirse, así que no quería hacer un remake de Goodfellas. Nunca ha querido re-hacer eso aunque todo el mundo quiero que lo hagamos. Me alegra que no sintieras que tenías que quedarte con esa idea porque no es la forma que pensamos para la película cuando la estábamos haciendo. Creíamos que era algo nuevo. Creo que estás en lo cierto cuando dices que hay ciertas cosas de Casino y de Color of Money que son significativas. Pero básicamente él odia repetirse. Quiere que cada película sea algo nuevo y no podría haber nada más diferente de Hugo que Wolf. No podría haber nada más diferente que nuestra próxima película, Silence. Así que tengo suerte de trabajar sobre cosas nuevas constantemente con nuevas trabas que pasar.

Obviamente, el Sr. Scorsese es conocido por sus colaboraciones con Robert De Niro, y más recientemente con DiCaprio. ¿Puedes hablar sobre sus relaciones laborales y qué es lo que a Scorsese le gusta tanto de trabajar con DiCaprio?
Creo que lo que pasó es parecido a lo que pasó conmigo a lo largo de los años: la confianza fue creciendo. Así que a Leo le entraron más y más ganas de experimentar y abrirse. Creo que lo que pasó en The Wolf of Wall Street es que olvidó algunas restricciones o ideas en las que siempre había creído al actuar. Fue a tope a por el personaje, y por supuesto que ha estado pensando sobre él durante mucho tiempo. Era su proyecto y él le dio la idea a Marty. Él pensó, por ejemplo, sobre esos discursos increíbles que da cuando le da la vuelta a las cosas con sus brokers que son casi hitlerianos por naturaleza. Ha estado pensando en eso durante mucho tiempo y en cómo hacerlos. Creo que esto fue un gran descubrimiento personal y a Marty le encanta el hecho de que tenga ganas de experimentar. Leo no tiene miedo. Estaba increíble cuando se tenía que reír de sí mismo y hacerse burla a él mismo. No hay nada mejor que cuando un actor atractivo lo hace, como Marcelo Mastroianni hizo en Marriage Italian Style, si alguna vez has visto esa película. Creo que le encanta el hecho de que Leo no tenga miedo. Hará cualquier cosa que Marty quiera que haga.


Cuando estás recibiendo material del set, comienzas a montar tu primer corte y empiezas a ver una interpretación como la que DiCaprio hace en The Wolf of Wall Street, o Daniel Day-Lewis en Gans of New York, o Robert De Niro en Raging Bull, ¿cuál es tu primera reacción? Debes estar muy emocionada, ¿no?
¡Por supuesto! Edité la primera película de Marty, Who's That Knocking at My Door, pero no sabía mucho por entonces. Me estaba enseñando a montar por entonces. Pero Raging Bull fue la primera gran película de Hollywood en la que yo he trabajado. Tenía miedo, pero no podía quitarle los ojos de encima a De Niro. Cuando su imagen estaba en pantalla o él estaba en un plano master, no podía quitarle los ojos de encima. Estaba tan cautivador... Y eso es lo que noto de los actores trabajados por Marty. Tienen esta habilidad de atraparte por completo, y Leo ha conseguido esto. Daniel Day-Lewis también. El algo magnífico que Marty consigue sacar de esta gente.

Por último, con tantas películas tan importantes a lo largo de tu carrera, creo que sería injusto por mi parte hacerte escoger tu favorita. Pero, ¿en qué proyecto te divertiste más al hacerlo?
Siempre me acuerdo de Raging Bull cuando la gente me obliga a decir cuál es mi película favorita, porque me encantan todas por diferentes motivos. Raging Bull fue una experiencia tan revolucionaria para mi... Era como puro oro, la dirección, el trabajo de cámara, la actuación, la música... Era simplemente una película asombrosa. Así que ese es mi bebé, en el que pulí mi trabajo. Pero si se trata de diversión, tendría que decir Wolf porque es una en la que nos reímos mucho. Marty y yo vociferábamos con los brutos, y yo ya habría gritado cuando había visto los brutos antes de enseñárselos a él. Me reía tan alto que mis ayudantes entraban pensando que algo estaba mal. Era un humor muy original e imprevisto. Así que diría que esta ha sido la vez más divertida. Pero hay otras películas como por ejemplo Kundun, que me encantan porque voy a pasar una experiencia al Tibet y conozco la cultura. ¡Me encanta esa película! Me encantan todas por diferentes motivos.

Traducción por Pablo Hernández el 31 de marzo de 2014. Artículo original, en inglés:

No comments: