13/09/2012

Los montajes Marlene Stensgaard y Lars Von Trier

¿Qué han hecho Lars Von Trier y su montadora Molly Marlene Stensgaard en películas como Dancer in the dark, Idioterne, o Antichrist?


La respuesta la encontré en un blog de un profesor y estudioso de las ciencias psicológica y cognitiva: Tim J. Smith. Cito, traduciendo, unas palabras que mantuvo este estudioso con el mismo Von Trier, el cual aclara toda esta pregunta. Si más allá queréis leer toda la entrada en inglés, y el blog que entre otras cosas también tiene una tesis relacionada con el montaje, dirigíos aquí: Antichrist and the anti-cut.
En el último congreso anual Society for Cognitive Studies and the Moving Images en Copenhague, tuvimos una proyección en primicia de la película Antichrist y un turno de preguntas con Lars Von Trier. Le pregunté cómo había llegado a usar ese montaje discontinuo y si lo usaba deliberadamente para desconcertar al espectador. Trier describió con entusiasmo el camino que él y su montadora por años Molly Marlene Stensgaard habían llevado a cabo en sus montajes. Habían creado un estilo de corte que, a la vez que violaba las convenciones del montaje clásico, creían que describía con precisión el clima de una escena. Yo llamé a eso jump cut, pero a Trier no le agradaba mucho ese nombre por sus posibles connotaciones negativas. Trier explicó que no consideraba el corte como discontinuo porque, aseguraba, la pista de audio era continua en el corte. La posición de la cámara cambiaba de repente durante el corte, como si se hubiera movido suavemente en torno al objeto principal, pero parte del movimiento se ha cortado. Sin embargo, debido a que las distintas posiciones de la cámara en realidad son diferentes tomas, los planos, de cualquiera de los lados del corte, representan de alguna manera la acción continua y la pista de audio podía unírsele para que sonara como si la escena fuera continua. Trier dijo que pensaba que el elemento más importante para crear la ilusión de continuidad era la pista de audio. Mientras que el sonido haga suponer que la escena es continua, el espectador verá esa escena de una forma continua. Tradicionalmente un jump cut implica por si mismo omisión en el tiempo. El corte de Trier deniega esta inferencia utilizando un sonido continuo. Aparentemente no se ha omitido nada de tiempo. Por lo tanto, nos referiremos al corte de Trier como Anti-cut.
El efecto de un Anti-cut en el espectador es de disonancia cognitiva. La disonancia cognitiva viene cuando una persona percibe dos (o más) conceptos contradictorios al mismo tiempo en su cabeza. La experiencia de la disonancia cognitiva es desagradable. [...] Un clásico ejemplo de esto es el Efecto Mc Gurk (ve el video de abajo). El Efecto de McGurk es una demostración de cómo nuestros sentidos no funcionan aislados unos de otros. Cuando vemos a alguien decir una palabra, nuestra percepción de los sonidos depende tanto del oído como de la vista, del modo en que sus labios articulan la palabra.


La montadora, Molly Marlene Stensgaard, que ya apareció en este blog en la siguiente entrada: "Directing Scripts, Editing Stories" [Berlinale Talent Campus 2012] visitó la European Film College, de Ebeltoft (Dinamarca) y algunas de sus palabras quedaron registradas a continuación:
Trabajar con Lars von Trier es increíble. Lo pasamos muy bien, además de que Lars tiene mucho talento. Comparado con otros directores, ¡Lars Von Trier es realmente BUENO! Siento como si hubiéra tenido el privilegio de trabajar con muchos directores consumados a lo largo de los años, pero con Lars he sentido estar junto a un verdadero talento.


- SMITH, Tim. J publicó "Antichrist and the Anti-cut" en su blog Continuity Boy el 1 de agosto de 2009. La cita fue traducida el 13 de septiembre de 2012 por Pablo Hernández. Formato: web.

No comments: