21/04/2012

La edición de Nostalgia de la luz [Entrevista]

El documental de Patricio Guzmán fue montado por él mismo junto a Emmanuelle Joly, que tenemos a continuación:

Tráiler:

EDITO:
  • Añado el vídeo de la montadora con subtítulos en castellano.
  • Gracias a Dialoguista Cinéfila y a Anne-Lise Hervieu.

8 comments:

Dialoguista said...

Hay que subtitular esta entrevistaaa. Un genial documental que tiene un guión más que bueno, la forma de enlazar dos cosas distintas a través del desierto es sensacional. Y eso en parte se debe al montaje. Gran película!!!

Pablo Hernández said...

¡Vaya! ¡Yo no he tenido la suerte de ver la película!
Por las entrevistas que vi al director Patricio Guzmán, el llegar a las dos historias enlazadas, como comentas, le dio serios problemas de cabeza. Me gustaría verla para opinar mejor.

No obstante, muchas gracias por comentar y por pedir la entrevista subtitulada, porque la tendrás (estoy hablando a ver si me dan permiso para hacerlo, etc.). Si me comentan una vez al año, ¿cómo no voy a hacer caso?

Pablo Hernández said...

Gracias por darme trabajo que hacer, tienes la entrada actualizada con el vídeo subtitulado.

Un saludo desde España!

Dialoguista said...

Muchas Gracias por subtitularlo!!! Esto que dice la editora que había un guión base, se nota. Ese guión es al que me refiero que esta muy bien, la idea misma por la que ronda la película. Y no me extraña nada que diga que él tenía claro a dónde quería llegar con todo eso. Puede que les costó, si, pero lo cierto es que uno ve la peli y tiene el ritmo y el desarrollo en el tiempo de cada cosa de manera genial para que el espectador quede enganchado. Esas entrevistas que nombra, creo que dejo las necesarias, demasiadas hubiera roto ese ritmo, esa progresión hacia lo que se cuenta. Y sin embargo, no quedó la historia trunca, se sabe lo que paso, se habrá resumido, pero no se le sacó sentido, es más, yo creo que le agregó. Hay mucha cosa que surge además en el espectador, y eso es buenísimo!!! Tengo una reseña hecha en el blog de la peli, si alguna vez queres leerla. Aunque más o menos, ya te dije todo acá jajaja.
Saludos, y gracias otra vez!!!

Pablo Hernández said...

Hoy veré la película, por fin, así que gracias por la parte que te toca! Podré comentar entonces con más criterio. Me parece interesante lo que comentas del ritmo de la película. También lo de las «elípsis», porque, al fin y al cabo, el montaje es eso: menos es más, es decir, quitar para que surja en el espectador, como dices. Veo que ha sido muy efectivo el montaje contigo, ¡qué ganas de verla!
De todos modos, cuando puedas, pásame el link de tu reseña, que la he buscado por tus blogs pero no acabo de encontrarla.
¡Un abrazo, y gracias a ti!

Dialoguista said...

Sabes que yo tampoco la encuentro? me parece que no la hice jajaja A veces, hablo tanto de una película por facebook, que me parece que la reseñé en el blog y ya ves, creo que no. Espero ansiosa saber qué te pareció la película!!! Saludos!!!

Pablo Hernández said...

Se abre el telescopio y en esta película, marcada por un tempo lento que invita a la reflexión, se documenta la memoria de una manera paralela: astrónomos que buscan el origen de todo el universo en el cielo; arqueólogos que buscan huellas de la humanidad en la tierra y mujeres que buscan a sus familiares con el fin de sacar a relucir toda la verdad y poder descansar en paz. La memoria observada desde puntos de vista distintos que, sin embargo, se apoyan moralmente entre sí, en esa búsqueda, en esa lucha.

La estructura de la película es un tanto cíclica, aunque no deje de avanzar haciéndonos reflexionar y nos revele lo que para muchos eran aspectos desconocidos de la humanidad. Todo comienza con la apertura de nuestro ojo. En la película lo primero que veremos será una apertura también, la de esos inmensos telescopios que observan el origen de todo, a años luz; que harán que lo siguiente que necesitemos abrir, y esto para no cerrarlo luego, sea nuestra mente.

Abrir y cerrar el ojo de una manera involuntaria, impuesta por la naturaleza, debería ser como nacer y morir, como despertarse y dormir. «Y ojalá los telescopios no miraran solo al cielo, sino que pudieran traspasar la tierra para poderlos ubicar». Creo que igual que esto no deja cerrar el telescopio, tampoco permite cerrar los ojos, ni dormir, ni morir dignamente, ni tranquilo.

Dialoguista said...

Pero que comentario tan espectacular!!! Publicalo en un post, porque es una reseña digna de una entrada. Una película maravillosa!!!