11/05/2011

Evolución de la industria [Reflexión]

En la historia de la industria: el hombre ha sido superado por la máquina. Muchos trabajos técnicos/mecánicos/en cadena han desaparecido. Mucha gente ha visto esto como un gran problema. Desde los movimientos ludistas, que consideraban que las máquinas robaban puestos de trabajo por lo que acababan destrozando las mismas, hasta hoy día, que se piensa lo mismito (maquinas ladronas de puestos de trabajo). ¿La reacción cuál es? Apretar el culo y cerrar los ojos para que mañana no te toque a tí. Asi son las 'soluciones' que se toman hoy en día y así va el mundo; cargado de prejucios y de una pesada tradición que impide avanzar y aprovechar todo lo bueno que se puede conseguir. Si un trabajo lo puede desempeñar un máquina mejor que el Hombre, ¿Qué hace el susodicho intentando superar a esta en vez de hacer algo de provecho? Hablo generalizando mucho y puede que muchos pienses que esto no es correcto. Está claro que hoy en día prácticamente todas las profesiones dependen de avanzada y sofisticada maquinaría y tecnología. Pero está claro también que sin la mente humana estas maquinas no hubieran podido ser creída ¿Somos tan tontos de hacer instumentos que nos va a perjudicar? Yo creo que somos tan tontos de no ver estos instrumentos como herramientas para avanzar. Aunque con esto tampoco quiero decir que no haya imbéciles inventando para fastidiar; pienso en cosas como el dinero.

En fín, tras esta introdución-reflexión, ahora, puedo hablar, más concretamente,  de este tema en la historia del montaje cinematográfico. Al ser una profesión surgida a comienzos del XX, a lo largo de todo el siglo ha ido 'sufiendo' evoluciones debido a los sucesivos avances técnicos que se reflejan en el trabajo y en la mano de obra necesaria para realizar tales labores. Desde la importantísima invención del celo, en 1925 por Richard Drew, hasta el software de edición que sale el próximo mes, la plantilla de un equipo de montaje se ve 'afectada'. Que hoy sea impensable y absurda la antigua función del auxiliar de montaje (numerar el copión) no dice más que algo de historia. Ya que hoy es necesario personal para otras razones tecnicas que pueden tener contacto de una manera parecida.

No obstante, del asunto más jodido del que quería hablar es de la evolución y cambio de relación que ha habido entre el montador y su ayudante. En casos como este, la profesión del ayte. de montaje ha evolucionado, que no desparecido. Desempeña prácticamente la misma función de organizar de antes actualizada a los nuevos medios. No obstante, la función de ayte. de montaje no es solo esa, ya que, al fín y al cabo, es aprendiz de una profesión artística. La necesidad que tenía el montador de tener al ayudante de montaje, en la misma sala, durante todo el proceso de montaje, para que este le pasara y le buscara los planos que necesitaba en todo momento, dejó de exisitir al abandanar el montaje lineal en moviolas (tengo que hacer una entrada sobre moviolas, pero me ha dado pereza este año). Un ayudante se formaba de cojones viendo a diario absolutamente todo el proceso que llevaba a cabo el montador y comentando cosas con él día a día. Que esta profesión de ayte. haya evolucionado a que una persona se encarga de organizar el material en un ordenador para darselo al montador y no se vuelvan a ver me parece una locura donde solo sale beneficiado el ahorro de dinero. Últimamente también he escuchado mucho de la desaparición del propio ayte. de montaje. Las máquinas son cada vez más inteligentes y pueden cubrir su trabajo técnico. Pero hay que plantearse si es preferible algo más efectivo o algo más humano. Porque la profesión, concretamente el aprendizaje de la profesión, será peor. Creo que por encima de todo están las relaciones humanas, el trato en un equipo. Si esto falla, si esto funciona o si esto no lo hay, se nota, vaya que si se nota. Llegamos a la idea principal ¿La industra puede acabar con el montaje, es decir, el cine? Si dentro de 100 años una película es montada por un ordenador, como muchos programas editan hoy ya videos automáticamente, ¿dejará de exitir el arte? ¿Cuál es nuestra función para salvar al arte? ¿Superar a las máquinas?


No quiero dejar de tirarle de las orejas a la industria. Aunque deje mis palabras por hoy, creo que no está de más hablar de algo que me afecta y me cabrea con razón.

1 comment:

JotaK said...

Interesante reflexión. No eres el primero que llega a ella y , sin duda, no serás el último.
También estoy de acuerdo en que la relacion entre montador y ayudante deben recuperarse y que el trabajo entre ambos no solo sea una "ayuda" sino un modo de mejorar y colaborar mutuamente.

El día que la inteligencia artificial sea un hecho y no otra reflexión (o temor) podemos echarnos a temblar. Hoy por hoy dudo mucho que una maquina pueda ser creativa y transmitir, de la forma que sea, sensaciones y sentimientos. Un software quizá pueda llegar a editar una película pero seguramente lo hará del mismo modo que lo hacen los alumnos de primer curso de la escuela, según dicen las pautas, los libros y su profesor , pero de ahí a hacer un montaje como tal... puede un software saltarse las reglas y hacer algo realmente original y creativo?