12/06/2010

Entrevista a Christopher Rouse [de MovieMaker]

De la genial página www.moviemaker.com extraigo otra interesante entrevista con otro gran editor, Christopher Rouse. El artículo data de 2007, pero creo que es muy interesante recoger en el blog las palabras de Christopher Rouse que fué nominado al Oscar al mejor montaje, junto con Clare Douglas y Richard Pearson, por la película de Greengrass "United 93". No ganó el Oscar por esa película, porque la verdad es que era un año muy jodido. Había otras dos de mis favoritas: "Babel" y "The Departed" (Infiltrados), y esta última, de, la múltiples veces destacada en el blog, Thelma Schoonmaker fue la que se lo llevó. En la siguiente edición de los Oscar, sin embargo, Christopher Rouse ya consiguió su primera estatuilla. Esta vez montó en solitario "The Bourne Ultimatum".


Antes de nada, enhorabuena por la nominación al Oscar; está bien merecida. ¿Cómo ha cambiado la vida par ti en las semanas que han transcurrido tras la nominación?
Gracias por el cumplido. He tenido la cantidad justa de atención estas dos últimas semanas, y eso ha estado realmente bien.

Es interesante: acabamos de publicar una historia en el último número de MovieMaker sobre los resultados de la taquilla y las declaraciones de la crítica sobre las películas en relación al 11S. La pregunta que hacíamos era "¿Estamos preparados? ¿Lo estaremos alguna vez? Algunas personas predijeron que United 93 una o dos nominaciones técnicas, pero que no recibiría la nominación a Mejor Película. ¿ Crees que todavía esos sentimientos aflorados en torno a los acontecimientos de aquel día han creado algún prejuicio en algunas personas hacia la película? Que no buscaba una audiencia tan amplia como la podría tener, ¿o debería tenerla?
Eso creo yo, evidentemente, la gente teñirá United 93 con su percepción de la película - y creo que todo el mundo que participó en el proyecto fue muy consciente de esta posibilidad. Estoy seguro de que muchas personas todavía no han sido capaces de ver la película por el tema, y eso puede haber afectado su suerte en las nominaciones. He hablado con unas pocas personas que en un principio eran reticentes a ver United 93 -pero que finalmente lo hicieron y ya he conocido a uno que dijo que lamentaba haber hecho eso.


Ya sabes, tengo que admitir que incluso yo tenía mis reservas para ir a ver la película, pero al final salí muy emocionado.Lo que más impresión me causó fue la sutileza que tiene toda la película - que realmente es el resultado directo del montaje. ¿Qué clase de conversaciones mantuviste con Paul sobre las sensaciones de la película, el ritmo, etc. antes de que empezara el rodaje?
Recuerdo haber hablado con Paul desde pronto, cuando empezó a desarrollar United 93, pero sólo una vez que me había mandado un resumen de la pieza de unas 13 páginas.  Fue un documento notable, con fuerza y cautivador, en el que Paul describía con grandes detalles su visión general del proyecto.
Quería capturar los sucesos de aquel día tal como ocurrieron, tan justamente y tan cerca en el tiempo como fuera posible. Quería enseñar cómo la información, la buena y la mala, fue recibida, transmitida e interpretada por las varias entidades representadas. Él quería enseñar como la percepciones pre- y post- 11S chocaron aquel día. Y concretamente en el avión, quería mostrar cómo los pasajeros y el equipo de vuelo (y por extensión América) actuaron cuando se las vieron con esta situación tan horrible.
Esa fue la primera de las muchas conversaciones que tendríamos antes de que la obra se desarrollara en unos pocos meses. Así que cuando al final empecé a trabajar con el material, sentía como si conociera como Paul planificó United 93, confiaba en que tomaría buenas decisiones desde mi cargo para apoyar sus ideas.
Uno de las grandes ventajas de trabajar con Paul es que me permite gran libertad para contribuir a sus películas. Al principio, no me suele hablar sobre elecciones específicas o sobre ritmo; me deja reaccionar a su material y darle lo que yo creo que funciona. En el caso de United 93, el ritmo me parecía claro desde el principio: mientras se revelaban los acontecimientos del día; el ritmo de la edición  evolucionaría.
Si considero la sutileza que has mencionado, el material de Paul tiene un gran sentido del realismo intrínseco. Junto a los actores, usó a mucha gente que en realidad estuvo en los ambientes de población civil o militar, de control aéreo, así que para nosotros fue una cuestión de encontrar y unir esos momentos que parecían creíbles y, al mismo tiempo, convincentes.


De nuevo, considerando la delicada naturaleza del material ¿Fue de ayuda tener a Clare Douglas y a Richard Pearson [los otros dos montadores del film] contigo, para desechar ideas, etc.? ¿Hubo algunas escenas en particular en las que os enfrentarais?
Fue muy útil trabajar con ambos, no tanto por el contenido como por los horarios (la película se empezó a grabar en noviembre de 2005 y se quería estrenar en abril de 2006). Teníamos gran cantidad de material que había sido muy improvisado y, en casi todos los casos, ocho pistas de diálogo.
No conocía a Clare antes de United 93, pero admiraba su trabajo en Bloody Sunday. Rick y yo nos hicimos amigos en nuestros días en televisión; nos conocimos en la miniserie de HBO From The Earth To The Moon, y luego montamos The Bourne Supremacy juntos. Él y yo tenemos una gran relación laboral: con frecuencia cada desechamos ideas y nos divertimos en la sala de montaje. Es un montador magnífico.
En cuanto a escenas difíciles, hubo muchas. El material improvisado era bueno pero, en algunos casos, difícil de manejar, la población civil y los militares, controladores de tráfico aéreo, costaron mucho trabajo. Pero quizás lo más difícil fue la secuencia en que los pasajeros y el personal del United 93 estaban haciendo sus últimas llamadas telefónicas. No importaba cuantas veces veía el material, emocionalmente me involucraba en ello. Y peleamos con ese equilibrio que mencionaste antes, cómo ser "sutil" en un tiempo tan real. Fue difícil dibujar una línea entre el peso requerido por el momento sin  pasarse de sentimentalismo.


¿Cuál es la principal diferencia entre trabajar como el único montador de un proyecto y trabajar con más montadores?
Obviamente, trabajar tu solo como montador te da la libertad de poner tu sello en toda la película, mientras que las colaboraciones podrían reflejar las decisiones colectivas en edición. Pero los resultados de montar una película con varios montadores varían de un proyecto a otro, y, mientras un proyecto puede ser un esfuerzo repartido entre distintos montadores, otro puede llevar una dinámica muy distinta.


¿Prefieres un método sobre otro?
Disfruto trabajando en los dos dominios. Me encanta aprender de otros montadores y me gusta la camaradería de las relaciones en grupo, pero necesito mi propio terreno, así que también disfruto teniendo mi propio proyecto.


Tienes una gran relación laboral con Paul Greengreass, has trabajado en The Bourne Supremacy y en la venidera The Bourne Ultimatum, además de United 93. ¿Cuál es la clave del éxito para una buena relación entre director y montador?
La comunicación. Es la clave para todas las colaboraciones artísticas.



COSAS QUE HA APRENDIDO CHRISTOPHER ROUSE COMO CINEASTA:
  1. La historia es lo primero. Y lo último.
  2. Confiar en su instinto inicial.
  3. Ver el material no sólo por lo que es, sino por lo que podría ser.
  4. No apegarse demasiado a todo lo que ha hecho.
  5. No olvidarse de reír.


M. WOOD, Jennifer . "One Day in September" en MovieMaker. Publicado el 3 de febrero de 2007. Web: http://www.moviemaker.com/editing/article/one_day_in_september_2861/
ROUSE, Christopher. "Things I've Learned as a Moviemaker" en MovieMaker. Publicado el 3 de febrero de 2007. Web: http://www.moviemaker.com/editing/article/things_ive_learned_as_a_moviemaker_2862/
Traducción por Pablo Hernández a 6 de julio de 2012.

No comments: