24/04/2010

Dede Allen

La editora Dede Allen, una pionera en el arte de renovar el lenguaje cinematográfico, desgraciadamente falleció hace una semana, el 17 de abril de 2010. Con "Bonnie & Clyde", Allen se convirtió, en 1967, en la primera mujer a la que se atribuía el montaje en solitario en una película. Ocho años después conseguiría la primera de sus tres nominaciones al Oscar, por "Dog day afternoon" (Tarde de perros). Luego llegarían "Reds" (Rojos) y "Wender boys" (Jóvenes prodigiosos), en la que trabajó a los 74 años, con la que tendría que aprender a trabajar en los sistemas de edición digital después de una época como responsable de postproducción de la Warner.

La primera película importante de Allen fue el thriller "Odds Against Tomorrow" (Apuestas contra el mañana), de Robert Wise, con guión de Abraham Polonsky, una de las grandes víctimas del macartismo. Pero su título más recordado es "The Hustler" (El buscavidas), de Robert Rossen, aquella mítica cinta en la que Paul Newman se jugaba al billar sus pulgares. Otros títulos destacados son "Rachel, Rachel", de Paul Newman; "Alice's Resaurant" (El restaurante de Alicia), "Little Big Man" (Pequeño gran hombre) y "Night Moves" (La noche se mueve), de Arthur Penn y "The Addams Family" (La familia Addams), de Barry Sonnenfeld. No puede ser casualidad que montara tantas películas interesantes, muchas de ellas dirigidas por actores que recurrían a su habilidad para ayudarles a contar una historia.
Sus primeros encargos fueron anuncios para la entonces incipiente industria televisiva. Como admiradora de la escuela europea del montaje, fue una de las primeras en empezar las escenas con primeros planos y en adelantar el sonido de la siguiente escena mientras aún utilizaba imágenes de la anterior. Allen creía firmemente, y lo demostró, que hacer avanzar la acción era en gran medida un trabajo del montador.

Uno de los méritos de Allen fue aplicar a un cine mayoritario teorías radicales sobre la narración que, en gran parte de los casos, creaban distanciamiento en el espectador. Su trabajo en ‘Bonnie y Clyde’, así como su gran labor en la magistral ‘El buscavidas’ (‘The Hustler’, 1961), de Robert Rossen, beben de la gran revolución que, desde la Nouvelle Vague, se venía desarrollando en Europa. La montadora supo interiorizar todas esas «revoluciones», convirtiéndolas —a veces, gracias a sutiles detalles – en algo que pudiese ser asimilado por el conjunto de la sociedad y que, así, formase parte de la cultura colectiva.

En sus colaboraciones con Arthur Penn, Dede Allen cambió la forma de montar en Hollywood. Las escenas podían arrancar sin definir bien la ubicación, en planos cortos, recurriendo al montaje discontinuo —jump cuts— y, sobre todo, al cambio de plano en los sitios menos predecibles. Uno de sus mejores trabajos, "Dog Day Afternoon" (Tarde de perros), de Sydney Lumet, ponían en práctica hasta el paroxismo lo que se denominó staccato tempo o shock cutting (montaje desconcertante) cada corte entraba antes o después de lo previsto y, normalmente, en el ángulo de cámara y tamaño de plano más inesperado.

El haber trabajado en publicidad le había ayudado a formarse en la edición, decía ella misma.

Greg Faller, professor de cine en la Universiad deTowson en Maryland, dijo que:

"'The Hustler' y 'Bonnie and Clyde' deben ser consideradas películas clave en la historia del montaje."

Este profesor, también dice:

"Es dificil ver los cambios que ella hizo poque la mayoría de ellos fueron adptados por toda la industria".

Trailer y escena genial de Dog Day Afternoon que si tuviera tiempo analizaría:

3 comments:

Víctor M. said...

'Dog Day Afternoon' es probablemente una de mis películas favoritas, en general, cualquier película dirigida por el inmenso Sidney Lumet es de mis favoritas (12 Hombres sin piedad, Serpico, Network: un mundo implacable, Veredicto Final, El príncipe de la ciudad, Antes que el diablo sepa que has muerto...). Hay otra secuencia memorable también en 'Tarde de Perros', cuando Pacino sale a la calle y se enfrenta a la policia gritando: "¡Attica!" con un pañuelo blanco. Mítico.

Lázaro said...

interesante vida de esta mujer y excelente trabajo..que descanse en paz..
de las películas en que ella participo he visto America,America de Kazan,Bonnie & Clyde,Serpico,La família Adams...
un saludo Pablo..

Joe Marlango said...

oh!

...soy fan del montaje de Bonnie & Clyde